lunes, 30 de diciembre de 2013

Los 10 mejores episodios de 2013 (II)

Tres imprescindibles y un par de debilidades en forma de fascículos televisivos. Hace unos días estrenamos la lista de los 10 mejores episodios de 2013 con cinco especiales, del 10º al 6º puesto, que daban más juego a la sorpresa y hoy, poco antes de despedir el año, publicamos el plato fuerte. Otros cinco capítulos que destacan como lo mejor, lo más simbólico, lo más incisivo, lo más entretenido o lo más revolucionario de las series en cuestión, grandes momentos y escenas que nos han dejado al borde del colapso nervioso, también al borde de la lágrima, en más de una ocasión. ¿Qué traerán los próximos doce meses? ¡Feliz año 2014!


5. Gerontion. Homeland, 3.07


2013 ha sido el año en que Homeland ha caído con todo el equipo, como vaticinaban algunos con ganas de más. La tercera temporada ha sido más torpe que brillante, y hay que reconocer que la evolución de la serie ha pagado el pato de la muerte de Henry Bromell, de las disputas entre Danes y Lewis, si es que las hubo, de las injerencias de Showtime o de lo que sea. Aún así, uno de los pocos destellos de la Homeland que conocimos se ha colado en nuestro top 10 de los mejores episodios: Gerontion. A cargo de Chip Johannessen y Carl Franklin, el capítulo profundiza en la relación entre Majid Javadi, el nuevo Nicholas Brody, y Saul Berenson, en un interrogatorio que recuerda a Q&A y que recupera la ambigüedad moral del jefe de la CIA. Saul emprende contra Javadi una ofensiva psicológica que hace al terrorista replantear sus posiciones políticas y personales; de nuevo, la paranoia de los dobles agentes, lo único que la emparenta ya con la Homeland primeriza e incluso con la versión original israelí. 


4. Hitting the Fan. The Good Wife, 5.05


Si hay una tarea complicada en esta vida es decidir qué capítulo de todos los que ha emitido The Good Wife en un año meterás en tu lista navideña, sea de la temporada actual o previa. The Seven Day Rule, un hito en el descenso a los infiernos de la Florrick; Red Team, Blue Team, el duelo entre socios y empleados que adelantó la escabechina en Lockhart & Gardner; What's in the Box, la alianza Alicia-Cary; The Decision Tree, el memorable capítulo 100... Muchos finalistas para un solo puesto, el que ocupa Hitting the Fan, los mejores 42 minutos de network de 2013 por redondos y por revolución social, dirigidos por James Whitmore Jr. y escritos por los King. La Boda Roja de The Good Wife es el paradigma de esos episodios clave, cada vez más usuales en la serie, que no nos dan una tregua de personajes o una escena de respiro, mérito impensable para un drama legal que anda ya por su quinta entrega. El aplauso unánime es también un reconocimiento, imprescindible en el año que cerramos, a la serie de CBS en general y a su excelente trayectoria. 


3. In Care Of. Mad Men, 6.13


Podríamos decir que también ha sido un año difícil para Mad Men, pero Matthew Weiner debe de estar contentísimo con su sexta temporada. Lo de si se alegra por su ausencia en los premios, un año más, es otra cosa, pero lo cierto es que gran parte de la crítica coincide en que los chicos de SCDP, convertidos ahora en Sterling Cooper & Partners, han firmado una entrega quizá menor pero excelente después del susto inicial. Los capítulos de la última temporada, entre lo aburrido, lo caótico, lo ilógico, lo psicotrópico y lo perturbador, fueron una inteligente excusa para acometer la deconstrucción definitiva de ese mito que un día fue Don Draper, que como preveíamos ha acabado cayendo en lo personal y lo laboral a ojos de todo el mundo. In Care Of, la season finale, escrita y dirigida por Weiner, fue la guinda del pastel de la triste evolución del protagonista, que acaba refugiándose en la paternidad para remediar su cuestionable pasado en el futuro de sus hijos. Es magistral cómo la serie usa el contexto del violento mayo del 68 para alertar al Draper padre de la incertidumbre ante lo que está por venir. 


2. The Rains of Castamere. Juego de Tronos, 3.09


Que The Rains of Castamere se lleve la plata al mejor episodio de 2013, como en muchas otras listas, puede parecer la trampa del efectismo, el morbo, el mainstream y la inercia seriéfila, pero hace mucho que Juego de Tronos dejó de ser un macguffin sangriento y se metió de lleno en la exploración de la narrativa televisiva contemporánea: arriesgada, tramposa, temible y provocadora. Aunque un par de series previas como Breaking Bad o The Walking Dead comenzaron a andar ese camino, solo una experta en obras maestras como HBO podía hacer la Boda Roja, que ya se ha convertido en el criterio para decir cuándo un capítulo es tan sobresaliente como entretenido (hasta ahora solo se lo hemos aplicado a Breaking Bad y The Good Wife, ejem ejem). Puede que el episodio en que Catelyn, Rob Star y su esposa son salvajemente asesinados por Lord Frey sea, además de su enésima puesta de largo, el momento más recordado de la serie, ahora y en el futuro. Aunque eso sería volver a desconfiar de ella; si Juego de Tronos ha llegado a la Boda Roja, the sky is the limit.


1. Ozymandias. Breaking Bad, 5.14


El podio de todos los rankings del año (de los buenos, claro) no pilla por sopresa a nadie, lo que no quiere decir que sea menos merecido. La última temporada de Breaking Bad recuperó el equilibrio entre calidad y adrenalina con el que tan bien remató su tercera entrega, la más arriesgada de la serie. Los ocho episodios finales han sido casi un paseo para Vince Gilligan y su equipo (en ellos había gran confianza y han cumplido las expectativas con creces) pero no para la audiencia, que las ha pasado putas para despedirse de Walter White. Seguido de cerca por Buried, dedicado a Skyler White, y la series finale, Felina, que funcionó como epílogo más que como clausura, Ozymandias se ha coronado el mejor episodio de la ficción y de 2013. Desde el prólogo, un guiño a aquella serie divertida de los comienzos, al enfrentamiento entre Walt y su familia cuchillo en mano pasando por la muerte de Hank, Moira Walley-Beckett al guión y Rian Johnson a las cámaras regalaron un episodio más que excepcional, cumbre de esa narrativa emocionante y cáustica por la que Breaking Bad pasará a la historia.


Artículos relacionados

Los 10 mejores episodios de 2013 (I)

Las mejores series de televisión de 2013

Las sorpresas seriéfilas de 2013

Los gatillazos seriéfilos de 2013

Los mejores estrenos seriéfilos de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada